Archive for the ‘Spain’ Category

“…sabemos que el psicoanálisis surge de la histeria misma”: Betina Ganim

Betina Ganim

Betina Ganim escribe:

Se trabajan expresiones tales como “histeria perfecta”, “histeria incompleta” o “histeria rígida”, expresiones que son discutidas allí, en unas de esas Noches de conversación en la Escuela (Escuela de Orientación Lacaniana, Buenos Aires, Argentina) que quedaron plasmadas en este libro. Luego se discutieron casos clínicos, que llevan a preguntarnos cómo no considerar que hoy en día hay síntomas que hablan y no dejan de hablar, pero sin saber precisamente qué dicen…esperando que del lado del analista se reinventen las intervenciones, que se reconfigure su posición, una posición que prescinda del Nombre del Padre… ¿Es posible? Pues bien, eso veremos en los posts que siguen.

De momento, preguntémonos ¿Cómo hablar de histeria sin Padre? En este caso, entonces ¿no estamos hablando de psicosis? Porque sabemos que el psicoanálisis surge de la histeria misma…Bien, la idea es poner esto en discusión, para ubicarnos en una nueva perspectiva del psicoanálisis, algo que supone un cambio radical, un cambio del que -en tanto analistas- tenemos que estar advertidos. Pero nadie dice que esto sea fácil, porque teniendo nuevos conceptos se pueden cambiar los fundamentos de nuestra práctica…Lo que nos dice Indart es que este cambio de perspectiva es tan radical que nos resulta difícil orientarnos. Se trata más bien de un cambio de perspectiva que cada analista, en su soledad, puede iniciar en su clínica para luego compartir los efectos con la comunidad analítica.

Advertisements

“Pizarnik se desdobla constantemente”

Alejandra Pizarnik

Lorena G. Maldonado escribe:

Pizarnik se desdobla constantemente. Tiene gente dentro: gemelas muertas, Alejandras antiguas y otras mujeres que no se atrevió a ser. “He nacido tanto / y doblemente sufrido / en la memoria de aquí y de allá”, escribe. Y también: “Ahora / en esta hora inocente / yo y la que fui nos sentamos / en el umbral de mi mirada”. Más: “Recuerdo con todas mis vidas / por qué olvido”.

Hay versiones de Pizarnik: puede ser un agujero. O una pared que tiembla. Tiene un ojo esotérico y charla largo con los muertos

El origen del cáncer moral estaba en los años de niña, en los traumas primeros: “La vida juega en la plaza / con el ser que nunca fui (…) mi vida / mi sola y aterida sangre / percute en el mundo / pero quiero saberme viva / pero no quiero hablar / de la muerte / ni de sus extrañas manos”. En Poesía completa (ahora editada por Lumen), Alejandra Pizarnik parece una chamana, un animal poderoso y herido que tiene la fórmula para curarse pero no cree en la ciencia. No va a insertarse en el resto. Huele a las tierras resecas de su América y a aceites calientes. Se llama para ver si aún se escucha: “alejandra alejandra / debajo estoy yo / alejandra”.

Terrorist attack in Barcelona: 13 killed as van rams crowds in Las Ramblas

Thirteen people died and dozens were injured when a van ploughed into crowds in Barcelona’s famous Las Ramblas area, Catalan police and local officials say.

The vehicle sped along the pedestrian area that is popular with tourists, mowing down people and sending others fleeing for cover.

Police say it was clearly a terrorist attack designed to kill as many people as possible.

Two people have been arrested, but police say neither was the driver.

Spanish media reports said the driver of the vehicle – a white Fiat that had been rented in the city – fled the scene on foot.

Police have confirmed that a man who drove into police officers at a checkpoint in another part of Barcelona was shot dead by officers, but there is no evidence that he was connected to the attack in Las Ramblas.

They also say one person was killed on Wednesday night in an explosion at a house outside Barcelona, They believe this incident is connected with the attack.

Ian Gibson: Si no vengo a España me pego un tiro/ Video

Ian Gibson

Ian Gibson: Si no vengo a España me pego un tiro/ Video.

El hispanista y escritor Ian Gibson habla en esta entrevista sobre su determinación de vivir en España. Defiende la “biografía” como uno de los medios que permiten conocer en profundidad al ser humano, lo que más le interesa. Esta entrevista ha sido realizada en el año 2000 para el programa “Verano en la Internacional” de Canal Sur, sobre los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía.

“En Jorge Luis Borges ceguera y poesía habían entablado una entrañable amistad”

Joseba Louzao

En “Borges y la ceguera”, Joseba Louzao escribe:

¿Y si el poeta realmente fuera un fingidor como pretendía Fernando Pessoa?  ¿Y si Borges fuera un impostor y no se hubiese quedado ciego? Esta duda me volvió a asaltar la semana pasada entre las casetas de la feria del libro viejo de Madrid. ¿Es posible que Borges hubiese podido engañar a todos?

En Jorge Luis Borges ceguera y poesía habían entablado una entrañable amistad. La ceguera era un don del destino para el argentino, quien llegó a afirmar que «el bien del cielo» también podía estar en la sombra. En la biografía borgiana es complicado, por no decir imposible, deslindar vida y literatura, realidad y artificio. Si pudo imaginar al escritor del Quijote Pierre Menard o la enciclopedia de Tlön, ¿por qué no iba a ser capaz de jugar con su literaria ceguera?

La sombra de la duda fue sembrada por Gabriel Cabrera Infante en su obra Infantería, pero detrás de él, y seguramente mucho antes también, han sido bastantes más los que no han creído en la ceguera del escritor argentino. Ante sus sospechas, Cabrera no se cortó en poner a prueba su hipótesis en las calles de Londres en 1971. Según narra el propio Cabrera, abandonó a Borges en una vía repleta de taxis manejados de forma violenta, quien ni se inmutó, jugando sin darse cuenta en la cuerda floja del atropello. A pesar de esta constatación en primera persona, el cubano siguió convencido de que la ceguera probablemente era una argucia de quien podía ver más allá del color amarillo.

Probablemente el impostor fuera en realidad Cabrera Infante, quien aburrido se le ocurrió utilizar los propios materiales que le ofrecía el poeta porteño. Piensen por un momento en un Borges convertido en su propio protagonista literario, emulando a Milton y Homero, también probables impostores que deberían acceder a la galería de la infamia. O quizá tampoco fuese una invención del escritor cubano, porque Andrés Trapiello también insinuó hace décadas que había visto al maestro en Madrid sorteando la muerte segura en una carretera frente al Palace cada vez que un coche se le acercaba y rozaba su silueta.

En realidad, hay muchos más indicios que parecen demostrar que Borges no se quedó ciego, al menos, en 1956. En una entrevista insinuó que veía cuando editó El Hacedor(1960) – “entonces podía ver, no estaba ciego”- y algunas de las obras que firmó mientras su ceguera era ya patente son tan perfectas que hacen dudar hasta a los más convencidos. Pero, por encima de cualquier otra prueba, está la transformación de la imagen de la ceguera en sus poemas, como puso de manifiesto Miguel Postigo.  En los primeros poemas en los que hizo referencia a la ceguera, Borges utilizó conceptos relacionados con una descripción convencional, como la oscuridad o la sombra, pero pasados los años, en sus últimos de vida, su acercamiento fue diferente. Entonces ansió volver a recuperar el rojo y el negro y describió la ceguera como un mundo de neblina verdosa o azulada y vagamente luminosa.