Archive for the ‘Psychology’ Category

Patricio Leone entrevistado por Interlitq

Patricio Leone

Patricio Leone

Patricio Leone entrevistado por Interlitq.

Entrevista con Patricio Leone será publicada en Interlitq

Patricio Leone

Patricio Leone

Noticias de Interlitq Noviembre 2016: Yamila Musa, Editor de Argentina de Interlitq, entrevistará a Patricio Leone de DIAFOS. (Featured Interviews).

“Dice Lacan que es el significante el que identifica al protosujeto. Nacemos…”

transexual

Pablo Rioja entrevista Pilar de la Viña:

—¿Y qué pasa con los que nacen hombres pero se sienten mujeres o viceversa?

—Hay quien dice que se siente en su cuerpo como en una cárcel, porque su cuerpo no se corresponde con su identidad subjetiva. Son los transexuales. Tenemos, en principio, que en relación a la identidad sexual, el sujeto puede constituirse de acuerdo o en desacuerdo con el cuerpo con el que nació. Más adelante se abrirá otra horquilla y el sujeto orientará su deseo hacia el sexo opuesto o hacia el propio sexo. Pero en este primer momento el sujeto apenas decide. Dice Lacan que es el significante el que identifica al protosujeto. Nacemos a y en una lengua, nos nombran en masculino o en famenino, nos dan un nombre de mujer o de varón y esas palabras entran en el psiquismo aún tierno del recién nacido y nos dan forma, nos identifican como sujeto humano, del sexo femenino o masculino, español o chino… Esto nos ayuda, en lo más básico, a saber quiénes somos. A ser hombre o a ser mujer se llega o se queda uno en el camino. No hay otros puertos, la naturaleza no prevé para la especie humana más que dos sexos. Podemos encontrar varias manera de ser hombre o mujer, pero siempre desde la aceptación de este límite natural.

“El deseo de poseer al otro siempre ha estado instaurado en nosotros, lo esta desde que el feto…”

images

Entonces ¿qué son los celos?

El deseo de poseer al otro siempre ha estado instaurado en nosotros, lo esta desde que el feto se encuentra en el vientre y mantiene la fantasía de ser uno con la madre, idea que no desaparece hasta los tres años de edad pero que se mantiene como el fundamento o el ideal -en mayor o menor medida- de nuestras relaciones significativas.

Cada bebé quiere la totalidad de la superficie materna, rodillas, regazo, pero no se contenta con esto, sino que además quiere desalojar hostilmente al otro de la parte de superficie de cuerpo materno que pretende. La madre puede animar esto o detenerlo, demasiado de uno o del otro generará daños en la forma que esa persona tenga para vincularse, así como los deseos, fantasías y expectativas que se mantengan acerca del contacto con un otro.

Mientras que muchos afirman que los celos tienen origen en la baja autoestima, los teóricos del psicoanálisis saben que esta explicación es un poco escueta. Definen sus inicios en la vinculación primaria que una persona sostiene (con mamá o papá) , así como con las frustraciones y complacencias que enfrentan.

Una persona, cuando bebé, o es mirada y atendida, o bien, es excluida y poco complacida. Todos estos factores promoverán que, en el individuo, se lleguen a desarrollar ideas patológicas acerca de sus vinculaciones y la forma en la que tiene que sobrellevarlas en orden a no perderlas o en orden a acceder a esa mirada/amor -y por lo tanto no regresar al punto en el que se sentía olvidado o desamparado-.

Inconscientemente, en aquellos seres que nunca pudieron acceder al completo sentido de vínculo se instauran ideas que van desde la culpa hasta la agresividad, pasando por pensamientos sobre la poca valía que tienen ( la única razón lógica -desde su fantasía- que explicaría ese descuido primario) o manteniendo ideas sobre los lazos afectivos basados en la violencia. En cualquier caso, se podría hablar de los celos como un acto compensatorio tanto para los que hacen de ellos una práctica constante, así como para quienes los aceptan.

 

“…en la Argentina hay una hipertrofia de la clínica…”: Hugo Klappenbach

images

Tesy De Biase escribe:

“La primera vez que fui a un congreso de la Sociedad Interamericana de Psicología (SIP), en 1989, planteaban todo distinto de lo que había estudiado durante mi formación: el mundo decía otra cosa de lo que se hablaba en la Argentina”, confiesa Hugo Klappenbach, presidente desde julio pasado de esa sociedad, con 10.000 socios en todo el continente. A partir de ese primer encuentro, el historiador de psicología cuenta que dejó de hacer grupos de estudio sobre Freud y se planteó un objetivo: “Voy a tratar de responder por qué somos como somos”.

Klappenbach, que es además profesor de la Universidad de San Luis e investigador del Conicet, reflexiona sobre el rol de la psicología en el país: “Asistimos a un momento histórico en el que la psicología está en condiciones de aportar en los intentos de resolver muchos de los problemas que hoy afectan a nuestras sociedades. Sin embargo, en la Argentina hay una hipertrofia de la clínica, es decir que actuamos como si la psicología fuese sólo la atención de pacientes”.

Frente a este diagnóstico propone: “Tenemos que considerar los aportes de todas las ramas de nuestra ciencia. La psicología no es solamente clínica, y tampoco está únicamente destinada a resolver problemas de personas de clase media que sufrimos porque tenemos un inconveniente personal determinado, sino que está para contribuir a resolver problemas importantes y serios de la comunidad en general. La aplicación de la psicología en distintos lugares del mundo es muy amplia y variada”.