Archive for the ‘Japan’ Category

Death penalty set for Japan’s “Black Widow”

Kanae Kijima AFP/Getty Images

A Japanese woman nicknamed the “Black Widow” for murdering a trio of boyfriends will now face the executioner herself.

Japan’s Supreme Court dismissed Kanae Kijima’s final appeal to overturn her conviction on Friday, setting up her death by hanging, according to reports.

“I hope to see you again somewhere someday,” Kijima, 42, wrote Thursday in her blog, in which she chronicles her life in the slammer.

Kijima was convicted of killing three former lovers within a span of eight months in 2009 by poisoning them with carbon monoxide.

She burned charcoal briquettes after plying them with sleeping pills.

She pleaded not guilty to the charges, claiming that the men likely committed suicide or died by accident, according to Kyodo news service.

But, in 2012, Saitama District Court convicted her of murder and sentenced her to death.

The death sentence was upheld two years later by Tokyo High Court, which ruled Kijima committed the crimes to maintain her lavish lifestyle.

Prosecutors, who relied on circumstantial evidence, said she murdered the men so she wouldn’t have to pay back the money they gave her, the BBC reported.

Kijima met all three men — Takao Terada, 53; Kenzo Ando, 80; and Yoshiyuki Oide, 41 — in the Tokyo area through an online dating service and killed them between January and August 2009.

She’s married twice since getting caught.

Japan’s death penalty — which is exclusively carried out by hanging — is widely supported by the public in Japan. It can take years to carry out.

Advertisements

Kazuo Ishiguro talks about his novel “The Remains of the Day”/ Video

Kazuo Ishiguro talks to Christopher John Farley about his breakthrough novel “The Remains of the Day.”/ Video.

Japón condecora a la viuda de Borges por su aporte a la relación binacional

Maria Kodama

Maria Kodama

María Kodama, viuda del célebre escritor argentino Jorge Luis Borges, recibió hoy en Buenos Aires el reconocimiento de la Orden del Sol Naciente, Rayos de Oro y Plata de Japón por su contribución al intercambio y mutuo entendimiento cultural entre Argentina y el país nipón.

Buenos Aires, 31 oct (EFE).- María Kodama, viuda del célebre escritor argentino Jorge Luis Borges, recibió hoy en Buenos Aires el reconocimiento de la Orden del Sol Naciente, Rayos de Oro y Plata de Japón por su contribución al intercambio y mutuo entendimiento cultural entre Argentina y el país nipón.

“Como Gobierno de Japón, queremos condecorarla a usted con la conderación de la Orden del Sol Naciente, Rayos de Plata y oro. (…) Queremos que usted siga trabajando, contribuyendo para difundir la cultura argentina y también de Japón al mundo”, alegó el embajador japonés, Noriteru Fukushima, durante la entrega del galardón.

El embajador, que le entregó un diploma y una medalla a Kodama en la cúpula del Centro Cultural Kirchner (CCK), iba en representación del emperador japonés, Akihito.

María Kodama, de padre nacido y criado en Japón, reconoció que había comenzado a recibir clases de japonés pocas semanas antes de recibir este galardón pero agradeció el premio ofreciendo un breve discurso ante el público asistente en el idioma nipón.

“Para mí es un gran honor y además una gran felicidad porque pienso que mi padre -que era nacido, criado y educado en Japón y es el que me educó-, si algo queda de nosotros en algún punto del universo, debe de sentirse muy feliz”, aseguró Kodama en declaraciones a Efe tras recibir el reconocimiento.

María Kodama (1937) es escritora, traductora y profesora de literatura y, además de promover la difusión de las obras de Borges, organiza actividades como concursos de “haikus” (un tipo de poema japonés), conferencias y muestras de cine, entre otras, para promover la cultura y literatura del país asiático.

El embajador destacó a Efe las buenas relaciones que mantienen Argentina y Japón, estrechadas en parte por “la labor de la señora Kodama” y por la difusión de la cultura nipona en América Latina por los cerca de 65.000 argentinos descendientes de japoneses.

Por ello, hizo hincapié en el aumento del número de restaurantes de comida japonesa en los últimos años o la práctica de deportes como el judo o el ping pong.

“Argentina abrió la puerta no solo a economía sino a todos los aspectos: cultura, deportes. Estoy muy seguro de que las relaciones bilaterales va a estar muy fomentadas a través de varios esfuerzos y de varias personas”, concluyó Fukushima.

Una vez finalizada la ceremonia de entrega, Kodama hizo una breve reflexión sobre la obra de Borges (1899-1986) y su relación con la cultura japonesa.

Para ejemplificarlo, leyó algunos “haikus” y escritos que su marido había escrito en vida y los comparó con el estilo del país nipón.

La entrega se realizó en el marco de la exposición “Borges. Ficciones de un tiempo infinito”, una muestra que estará abierta al público este mes de noviembre en el CCK y que permitirá recorrer los momentos más representativos de la vida del escritor y conocer su obra desde nuevos abordajes. EFE.

“su opción era el arte o la muerte…”

Yayoi Kusama

Yayoi Kusama

Alfredo Ygel escribe:

Yayoi Kusama, la artista viva más importante de Japón, declara en una entrevista que su opción era el arte o la muerte. Dice que la pintura, la escultura, la escritura, es lo que evitó que se suicide. Es entonces lo imaginario y lo simbólico hecho arte lo que la salva de la muerte.

Pintar o suicidarse, la escritura como necesidad vital frente a la soledad y el desamparo, escribir o morir, son los modos que los artistas enseñan con sus artificios y creaciones ese saber y hacer con lo traumático de la vida que de otro modo se vuelve atrapante y mortífero. Yayoi Kusama, muestra de modo ejemplar esta posibilidad, de arte-sanar algo de la vida. La misteriosa “princesa de los lunares” muestra en su obra, en esa fusión de lo público y lo privado, la delgada línea que separa la producción artística de sus obsesiones personales.

Yayoi cuenta en sus relatos autobiográficos que siendo niña empezaron sus alucinaciones además de experiencias extracorporales. Allí comenzó a pintar. Dice que su creación artística tiene su origen en “la enfermedad psicológica que padezco desde la infancia. Depresión, trastorno de despersonalización, trastorno obsesivo-compulsivo. He luchado contra ello con todo mi arte”.

“Hubo más de dos millones de casos reportados de adolescentes que se encerraban en su habitación…”

Las personas que padecen este trastorno se aíslan complemente del mundo exterior, pasan temporadas completas en sus habitaciones o casas, que pueden ir de días, meses e incluso años.

Las personas que padecen este trastorno se aíslan complemente del mundo exterior, pasan temporadas completas en sus habitaciones o casas, que pueden ir de días, meses e incluso años.

Mariano Ruiz Clausen escribe:

El síndrome de “hikikomori”

Osvaldo Chiarlo recordó que a fines de la década de 1980 y en los 90, en Japón se produjo un fenómeno cultural al que denominaron “hikikomori”. Hubo más de dos millones de casos reportados de adolescentes que se encerraban en su habitación y, entre otras conductas, solamente interactuaban a través de internet.

“Hikikomori”, literalmente significa “alejarse” y “confinar”. Alude a una forma de aislamiento social que se caracteriza por la negativa a toda iniciativa que tenga como fin aventurarse fuera de la habitación o del domicilio. La razón: el deseo de estar solos, un sentimiento de apatía hacia el mundo exterior unido al temor a salir de su entorno protegido.

El término fue acuñado por Tamaki Saito, un psiquiatra japonés. Sus síntomas incluyen: aislamiento social agudo e incapacidad o falta de disposición para interactuar con otros. Los hikikomori tienden a “vivir” en realidades alternativas, tales como los juegos on line, internet, manga (cómic) y animé (películas de animación).

“En Argentina –dijo Chiarlo sobre esta problemática– la licenciada Sonia Almada, investigadora en infancia y directora de Aralma, Centro de Investigación y Formación en Psicoanálisis, hace diez años que viene trabajando con chicos que tienen algunos rasgos de este síndrome que en Japón lo diagnostican como propio de la cultura. No estoy diciendo que nos encontramos con este tipo de problema en la Argentina. Sí que hay indicadores que debemos tener muy en cuenta”.

Mariano Ruiz Clausen