Archive for the ‘Interviews’ Category

¿Cómo se lleva en Hernán Neira esa doble vocación de escritor y filósofo?

Hernán Neira

Hernán Neira

 

Interlitq entrevista al escritor chileno, Hernán Neira

 

Interlitq: ¿Cómo se lleva en Hernán Neira esa doble vocación de escritor y filósofo?

 

HN: En mi caso se lleva bien, quizás porque no pretendo hacer novela de tesis ni tampoco filosofía novelada o filosofía de  divulgación. No sé si la ficción sea o no más libre que la filosofía, no es ese el tema, es que la “lógica” de la escritura de ficción es distinta de aquella de la filosofía. Ambas pueden dar placer al lector, pero son placeres distintos; ambas, también, pueden mostrar un mundo o  bien plantear problemas al mundo tal como está. Se dirigen a públicos distintos o a la misma persona, pero en circunstancias distintas.

 

Interlitq: ¿Cuáles es la situación de la filosofía, hoy?

 

HN: La filosofía ha cambiado radicalmente desde la época en que terminé el doctorado (1990), más aún en relación a cuando entré a la universidad. La filosofía, entonces, era más bien una reflexión sobre autores y problemas europeos que algunos autores europeos pretendían que fueran universales. Por mientras, el mundo cultural y político estaba cambiando, estaba “deseuropeizándose”, pero aquellos filósofos no lo veían. Incluso si se lee a Foucault y Levinas, que en varios aspectos parecen renovadores, trabajan desde una perspectiva intraeuropea. Quizás la excepción fue Sartre, que desde la década de 1950 planteó un modelo humano abierto a la inmensa humanidad de otros continentes, y Derrida, quien planteó en 1968 que la metafísica –que siempre pretendió decir una verdad universal- se ligaba a la historia de Occidente. Y, naturalmente, cuando ese Occidente pierde relevancia, la metafísica también. En el fondo, ambos autores contribuyen a la descolonización filosófica. La respuesta de la filosofía europea será dividirse en tres: mirar a la tradición analítica generada en Estados Unidos; encerrarse en erudición textual; abrirse a nuevos temas. En esto último está lo más creativo, lo que perdurará: medio ambiente, animalidad, globalización, desigualdad, la diversidad de lo humano. Y, por supuesto, se comienza a escuchar a filósofos que ya no son de origen europeo-occidental. Ahora bien, la estructura de enseñanza universitaria de la filosofía, especialmente en América Latina, aún tiene temor a reconocerse con derecho a pensar de manera descolonizada, excepto autores como Zea, o Bolívar Echeverría, por nombrar algunos ya clásicos latinoamericanos. En ese campo tenemos mucho por hacer y lo estamos haciendo.

 

Interlitq: ¿Y la situación de la literatura?  

 

HN: No tengo conocimientos para hablar de la literatura mundial. A primera vista sí puedo percibir algunos fenómenos. El primero, la extrema concentración de las editoriales. En las últimas décadas han sido absorbidas por grandes grupos casi todas las editoriales cuyo propietario era un individuo y un equipo interesados en la literatura y la diversidad de títulos es cada vez menor. El segundo, que la literatura escrita en las lenguas de los antiguos países coloniales, pero apropiadas por los ex colonizados, son las que tiene más vigor. Me parece que Rushdie es un ejemplo, en especial si lo separamos de la parafernalia político-religiosa de alguno de sus libros. En América Latina habría que nombrar al cubano José Lezama Lima o, entre vivos, nombraría al argentino Sergio Chefjec. Este fenómeno tiende a oponerse al primero. Los grandes grupos editoriales quieren productos estereotipados y de circulación global, con escasa originalidad y sin desafíos. Así lo ejemplifican los premios de los dos mayores grupos editoriales españoles, que todo el mundo identifica: hace ya unos años que no se lo dan a una buena novela. Algunas vez esas editoriales premiaron calidad; hoy, premian como Hollywood. Afortunadamente, están surgiendo algunas editoriales con editores a la cabeza, aunque quizás sean absorbidas también a mediano plazo.

Henry de Montherlant : la jeunesse/ Video

Henry de Montherlant

Henry de Montherlant

Interview de l’écrivain Henry de MONTHERLANT, plus particulièrement consacrée à son enfance et à sa jeunesse, comportant de nombreux documents – photos de famille, dessins et manuscrits — L’ENFANCE : MONTHERLANT décrit le contexte familial dans lequel il a grandi : enfant unique dans une grande maison bourgeoise à Paris, remplie de maîtres et de domestiques, “d’oncles à n’en plus finir”. Il évoque en particulier sa mère, avec laquelle il eut des relations tour à tour “assez atroces ou les meilleures du monde”. Il évoque aussi sa grand-mère,”la personnalité la plus accusée et romanesque de la famille”. Au milieu de tout cela, il fut soutenu par quatre passions : écrire, l’antiquité romaine, les camarades de collège et la passion de la tauromachie. – PREMIÈRES RENCONTRES : Il évoque les écrivains qu’il a connus enfant ou dans sa jeunesse : Maurice BARRÈS qui était son voisin, ARAGON…- LA PREMIÈRE FOIS QUE J’AIMAIS : MONTHERLANT fait allusion à l’épisode de son renvoi du Lycée de Sainte-Croix de Neuilly à 16 ans pour une histoire de “moeurs” dont il veut retenir qu’elle était composée de tendresse, de sensualité et de sérieux et qui prit une tournure dramatique, theâtrale, lui inspirant la pièce “La ville dont le prince est un enfant”.- LE GOÛT DU DESSIN : MONTHERLANT parle de ses facilités pour le dessin, de sa découverte des modèles dans le quartier de Montparnasse, le dessin devenant un “merveilleux prétexte pour connaître des jeunes personnes”.- LA GUERRE : A 18 ans, en 1914, il écrit une pièce, “L’exil”, oeuvre non conformiste par rapport au patriotisme “survolté” de l’époque, dans laquelle il met en scène, en les poussant à l’extrême, les relations particulières qu’il avait avec sa mère. Il devient soldat en1916. Blessé, il est démobilisé en1919 et se retrouve Secrétaire général de l’oeuvre de l’ossuaire de Douaumont, dirigé par le Maréchal Pétain. A cette période, il pratique intensément différents sports. – MES MAITRES : Il évoque D’ANNUNZIO qui l’influença beaucoup, Maurice BARRES qui lui imposa un énorme respect et dont la perte lui fut très douloureuse ; Paul VALERY, MAURRAS qui, contrairement à ce que l’on a pu dire, n’eut aucune influence sur lui.

Émission

Archives du XXème siècle

Production

Producteur ou co-producteur

Office national de radiodiffusion télévision française

Générique

Réalisateur

Philippe Collin
Colette Thiriet

Participant

Henry de Montherlant

Présentateur

Jean Jose Marchand

– MOINS DE DÉTAILS

Hernán Neira contesta a cuatro preguntas sobre su novela “Ameland”

Hernán Neira

Hernán Neira

El escritor chileno Hernán Neira, que contribuyó a los números 12, 17  y 19 de Interlitq, contesta a cuatro preguntas sobre su novela Ameland:

Interlitq: ¿Cuál fue la estrategia de escritura de Ameland?

La elaboración de Ameland consistió mucho más en cortar y pulir que en desarrollar o alargar. No se trataba de extender, de dilatar la primera parte, sino de darle un nuevo sentido en la segunda. Quería algo muy condensado, donde nada estuviera de más. Una primera versión, aún algo extensa, ganó el premio Oscar Castro, que se da anualmente en Rancagua en honor a ese autor, que fue Premio Nacional en Chile. La primera parte funcionaba como cuento y fue finalista del Premio Juan Rulfo, dado en París, en 1990. Pero yo no estaba plenamente satisfecho, aún había hechos, párrafos o palabras innecesarios.

Interlitq: ¿Cómo fue resuelto, entonces?

Con la elección del tono subjetivo y lírico de la segunda parte, que reinterpreta la primera. Los mismos hechos, pero vistos desde el punto de vista subjetivo del narrador. Además, quise que fuese el lector quien se viese invitado a decidir, en el sentido latino de la palabra invitus, es decir, casi forzado, algunos aspectos de la novela. La segunda parte tiene por base la libertad del lector, que reconstruye en su mente lo leído en la primera parte.

Interlitq: ¿Por qué esa opción?

Los personajes están sometidos a una fuerte agresión moral de los isleños, más aun Mareika, quien llega a Ameland siendo niña. Mi hipótesis es que nadie sale indemne de una hostilidad tan prolongada e intensa sin algún daño también moral y sicológico. Ahora bien: ¿Cuánto daño, hasta dónde? ¿Hasta la locura? Eso lo decide el lector. La primera mitad de la novela es casi un homenaje a la gran novela tradicional, contada de forma lineal y objetiva. La segunda, un homenaje a la novela contemporánea, entendiendo por ello posterior a James Joyce. Una novela contemporánea ya no puede contar una realidad “sólida”, sino una realidad que se resquebraja ante un lector co-responsable de ese resquebrajamiento. ¿Escapan los personajes de la isla, logran resolver su amor, fue “real” lo que cuentan haber vivido? Muchas veces me lo han preguntado, pero sólo el lector tiene la respuesta.

Interlitq: Eso ha generado confusiones en algunos comentarios…

Las críticas son muy mayoritariamente positivas, pero hay un par que objetan que la segunda parte no entregue todo resuelto. Eso es fruto de una lectura en clave decimonónica, como una historia cuyo final le es dado en bandeja al lector. Ameland está en otra clave, en la de la libertad del autor en diálogo con la del lector. No es una novela difícil, pero no es para perezosos

 

Françoise Sagan “Avec mon meilleur souvenir” – Archive INA/ Video

Françoise Sagan

Françoise Sagan

Françoise SAGAN est interviewée au sujet de son dernier ouvrage “Avec mon meilleur souvenir”: “J’ai voulu parler de toutes les choses que je trouvais séduisantes ou que j’admirais, c’est une sorte de récapitulatif optimiste. La vitesse et le hasard font partie des choses que j’aime et c’est un peu niais de me le reprocher…les gens qui jouent au PMU ont des emotions aussi violentes que moi au casino.” Parle de ses échecs au théâtre. Images d’archive INA

Interlitq to publish in blog “My Three Questions”, short three-question interviews with writers in English and/or Spanish

menu_r1_c2a

Interlitq is to publish in blog “My Three Questions” (“Mis tres preguntas”) short three-question interviews with writers in English and/or Spanish.