Archive for the ‘Feminism’ Category

“pareciera que matan en su fantasía a una Madre que también quiere ser mujer”

El suboficial de la Prefectura Naval, delegación Paraná, Orlando Ojeda, asesinó el sábado a dos mujeres. Diario UNO de Parana / Archivo Clarín.

El suboficial de la Prefectura Naval, delegación Paraná, Orlando Ojeda, asesinó el sábado a dos mujeres. Diario UNO de Parana / Archivo Clarín.

Madre, mujer, santa y puta

El psicoanalista argentino Sergio Zabalza explica así el fenómeno en una nota en el diario Clarín del 8.11.2016: “Estos feminicidios múltiples revelan quizás algo de lo que palpita en la psiquis de estos desquiciados: pareciera que matan en su fantasía a una Madre que también quiere ser mujer”. “Al macho del siglo XXI la Toda Madre se le transforma en Toda Mujer”, dice Zabalza, y su conjetura es que el machismo asesino es el intento fallido de “neutralizar a una madre que aparece como omnipotente”.

¿Es esto consecuencia de una cultura en la que se idealiza la figura materna a tal punto de provocar una dicotomía de tal dimensión? “En Argentina existe todavía la tradición del tango, en la que la mujer es buena y maravillosa cuando es la madre y pasa a ser una puta cuando es pareja y quiere su autonomía”, opina Monique Thiteux-Altschul. “La mujer es vista, y eso sin diferencias de clase, de capas sociales ni de acceso a la educación, como una propiedad. Cuando pierde el control sobre esa propiedad, el varón se vuelve loco”, afirma. “Esto ya no es amor, es que su machismo no les permite que sean de otro. Es la posesión por la práctica sexual”, coincide Mabel Bianco.

También el aumento en el consumo de drogas, que está fuera de control desde hace algunos años, ahora hace estragos, señala la experta: “Hay numerosos casos de sometimiento a través de las drogas, y de chicas muertas por sobredosis. Las secuestran y les dan droga para violarlas en grupo.”

De todos modos, esas posibles causas no terminan de explicar la magnitud que ha cobrado la violencia contra las mujeres en Argentina. El cuerpo de la mujer se ha convertido en un campo de batalla en el que se escenifican actos totalmente deshumanizados. “Los hombres que atacan a las mujeres entran en una alucinación de poder sin siquiera pensar en que pueden ir presos. En muchos casos se suicidan después de haber matado a la mujer”, subraya Monique Thiteux-Altschul, una de las voces más importantes del movimiento feminista en Argentina. “Ahí se ve también la poca importancia que tiene para ellos su propia vida”.

“…en muchos de los femicidios actuales es la suposición de un goce a la mujer”

femicidio

Luciano Lutereau escribe:

No es ésta la coordenada que encontramos en muchos de los casos de violencia de género de nuestra época. Un aspecto significativo en muchos de los femicidios actuales es la suposición de un goce a la mujer. Y otro aspecto de la sociedad patriarcal se encuentra vulnerado: que haya espacios para la violencia, es decir, una guerra no puede realizarse en cualquier lugar. Hay territorios para la guerra, como hay (o, mejor dicho, había) territorios para la pelearse. Ya nadie dice “Te espero en la esquina”, “Vayamos a pelear al baldío”, etc., sino que la violencia se ha vuelto espontánea y puede ocurrir en cualquier momento o situación.

Incluso algunos nostálgicos declaran que hoy en día tampoco los ladrones tienen “código”. Se mata por una campera, se golpea a un abuelo por una jubilación, y otras noticias cotidianas. Por eso, cabe preguntarse hasta qué punto la sociedad patriarcal puede explicar la violencia de género. En todo caso, aquélla tenía un modelo paradigmático: la violencia doméstica, en que un hombre golpeaba a su esposa “puertas adentro”; la secuencia se encuentra en más de una novela o película: el hombre sumiso con su jefe, u otros hombres, que en su casa se desquita con su esposa.

Sin duda, la sociedad patriarcal fue hipócrita. Porque en el espacio público decía “A las mujeres no se les pega”, pero en el espacio privado ejercía la violencia. Una violencia de cobardes, vuelta invisible y que debe ser visibilizada; pero, ¿es este modelo de violencia el que encontramos en muchos de los casos actuales? Pareciera más bien haber una mutación, a partir de la cual la violencia ya no es silenciosa sino pública: un hombre corre a su mujer por la calle con un arma, otro la prende fuego en la puerta de su casa, y así podrían mencionarse diversos horrores.

¿Qué coordenadas tiene la violencia en nuestros días? ¿No es un obstáculo seguir afirmando la hipótesis del patriarcado en una sociedad cuya violencia parecería no reconocer directamente el estatuto de prójimo del otro? Frases del estilo: “A un hombre en el suelo no se le pega”, “Pegar por la espalda es de cagón”, ¿no parecen una antigüedad masculina? En los casos más recientes, ¿es un hombre el que pega o, más bien, deberíamos pensar en una “destitución” de lo masculino?

France’s Francois Fillon under fire over women’s rights

Mr Fillon (C) has become the unexpected frontrunner in France's Republican race for the presidential nomination

Mr Fillon (C) has become the unexpected frontrunner in France’s Republican race for the presidential nomination

The leading contender for France’s centre-right presidential nomination, Francois Fillon, is facing tough questions over his stance on abortion and sex discrimination.

His rival, fellow Republican Alain Juppe, has urged him to “clarify his position” on abortion.

Meanwhile, a party colleague restated claims he denied her a ministerial post because she was pregnant.

Supporters will choose between Mr Fillon and Mr Juppe on Sunday.

It is the first time the centre right in France has used a US-style primary contest to select a candidate, ahead of the presidential election in April and May.

Violencia de género y el psicoanálisis en cuestión

arton53195-1b5fa

Juan Duarte escribe:

Los dichos misóginos de Gustavo Cordera generaron un extendido repudio en las en diferentes medios y redes sociales. Pero en el ámbito psi referenciado en el psicoanálisis se expresaron, junto con extendidas expresiones de repudio, opiniones menos taxativas, y algunas que pusieron el acento ya no en los dichos y en su carácter sintomático, sino en las expresiones de repudio y en la movilización y militancia del movimiento de mujeres. Una expresión clara –y sintomática– de esto fueron las opiniones expresadas por el reconocido psicoanalista Juan Bautista Ritvo, quien hizo público en su muro de Facebook un texto titulado “Violencia de género” en el que, lejos de poner el acento en la brutal carga de machismo contenidas en los dichos de Cordera, lo hace sobre lo que denomina “el llamado incesante y creciente contra la violencia de género”, el cual, según Ritvo “no hace más que incrementar la locura ya bastante acentuada, por cierto, masculina; locura efecto de la impotencia, mientras tiende a victimizar a las víctimas, volviéndolas irresponsables de fenómenos de los cuales son, por lo menos, cómplices.” Luego de lo cual “aclara”, que “Por supuesto que hay crímenes horribles y deben ser castigados; pero yo apunto a otra cosa que no se escucha, porque todo el mundo entra en lo políticamente correcto, que es lo más incorrecto del mundo, como se sabe”.

“I think being a woman is like being Irish. Everyone says you’re important and nice, but you take second place all the same”: Iris Murdoch

Iris Murdoch

Iris Murdoch

flag1

“I think being a woman is like being Irish. Everyone says you’re important and nice, but you take second place all the same.”: Iris Murdoch.