Archive for the ‘Argentina’ Category

La ciencia confirmó que tomar mate hace felices a las personas

Tomar la infusión de la yerba mate ha formado parte de la tradición gastronómica de varias sociedades de sudamerica desde tiempos antiguos. La planta, que ha crecido de manera natural en la zona, ha sido aprovechada primero por los pueblos guaraníes, y luego de manera más amplia en tiempos modernos en Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil e incluso en algunas partes de Chile.
“Hay ciertos tipos de alimentos que tienen algunos nutrientes que se relacionan con el buen humor, como los antioxidantes y citoquímicos vegetales; otros que se encuentran en las frutas y verduras”, explicó Gabriela Fretes, licenciada en Nutrición.
La yerba mate se encuentra entre estos alimentos ya que “contiene polifenoles – ácidos cafeilquínicos y flavonoides -, que tienen acción antioxidante”, explica Claudia Anesini, investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco.
De acuerdo con un nuevo estudio publicado en abril en la revista especializada Phytotherapy Research, la yerba mate ayudaría a prevenir la ruptura de los glóbulos rojos que se encuentran en sangre.
El estrés oxidativo está asociado al desarrollo o exacerbación de ciertas patologías como la diabetes, Alzheimer, Parkinson y el síndrome metabólico, un conjunto de factores que aumentan la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes. Algunos de estos factores son obesidad, hipertensión y niveles elevados de colesterol y lípidos en sangre, entre otros.
“Una persona sometida a estrés oxidativo puede entrar en una situación de anemia por hemólisis (rotura) de los glóbulos rojos”, explica Anesini, “y el mate sería entonces un factor que ayude a prevenirlo”.
Un tereré refrescante o un mate a la temperatura ideal del agua caliente acompañado de amigos es el complemento ideal para la felicidad. “La yerba mate y guaraná son estimulantes del sistema nervioso, mantienen a la persona despierta. Y son antioxidantes que ayudan a un buen estado de salud. Los antioxidantes eliminan una sustancia que tenemos en el organismo; que son los radicales libres que avejentan a las personas, y al eliminar evita el estado de desánimo”, señaló el también experto en nutrición Fidel Zenteno.
La yerba mate, junto con especies como el té y el tilo, son estudiadas por sus diferentes propiedades nutricionales y antioxidantes. El uso de este tipo de alimentos en el diseño de un plan alimentario que prevenga el desarrollo de patologías está cobrando impulso en diferentes partes del mundo.

“Parece imposible leer la poesía de Alejandra Pizarnik sin reparar en el tema del miedo”

Alejandra Pizarnik

En “La pavura de Alejandra Pizarnik”, Jeronimo Alayon Gomez escribe:

Parece imposible leer la poesía de Alejandra Pizarnik sin reparar en el tema del miedo. De todas las metáforas que la poeta argentina utilizó para expresar su miedo, aquella con que termina el poema que dedicara a su psicoanalista León Ostrov, titulado El despertar, es la que más me impresiona.

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo

Su capacidad para construir metáforas surrealistas le valieron las líneas quizás más citadas de las últimas que Julio Cortázar le dedicara: «El poder poético es tuyo, lo sabés, lo sabemos todos los que te leemos». Julio intentaba exorcizar el espectro del suicidio, pero era tarde: Alejandra ya se lo había espetado en una póstuma misiva: «Y he perdido, viejo amigo de tu vieja Alejandra que tiene miedo de todo salvo (ahora, ¡Oh, Julio!) de la locura y de la muerte». Como Ramos Sucre en su penúltima carta a su prima Dolores, Alejandra se había emancipado del miedo a la muerte.

El epistolario de Alejandra Pizarnik asombra por esa mezcla de lucidez y locura. De un lado, su conciencia diáfana: «Me asalta y me invade muchas veces la evidencia de mi enfermedad, de mi herida», le escribirá a Ostrov, ya radicada en París. Y a Cortázar le confesará que su miedo es pánico de enloquecer: «La locura, la muerte. Nadja no escribe. Don Quijote, tampoco. Julio, odio a Artaud (mentira) porque no quisiera entender tan sospechosamente bien sus posibilidades de la imposibilidad». Cortázar, Ostrov, Biagioni, Altschul, Arias, Squirru, Bordelois y tantos más se hacen confidentes de su miedo.

En 1965 publica Los trabajos y la noche, y en 1968, Extracción de la piedra de locura, dos poemarios esenciales para entender su poesía y su miedo, que son de una vastedad inusual a su corta edad, a menos que entendamos los entresijos delborderline. En Fragmentos para dominar el silencio, la poeta del miedo nos muestra, a mi modo de ver, la duplicidad tan propia de la poesía construida desde las catacumbas de la locura: «Las fuerzas del lenguaje son las damas solitarias, desoladas, que cantan a través de mi voz que escucho a lo lejos. Y lejos, en la negra arena, yace una niña densa de música ancestral».

“Me gustaría comenzar a traducir a Leopoldo Lugones”: Peter Robertson

Peter Robertson, presidente de Interlitq

Peter Robertson, presidente de Interlitq, entrevistado por La Nación:

La Nación -¿Algún proyecto? –

PR: Traduje a Paul Eduard, Rosalía de Castro, Rubén Darío, Pierre de Ronsard y Jorge Luis Borges. Me gustaría comenzar a traducir a Leopoldo Lugones.”

Lee mas sobre Leopoldo Lugones

Lee mas sobre Peter Robertson

Rugbista argentino fue hospitalizado tras sufrir ataque homofóbico

Jonathan Castellari, jugador de rugby argentino, fue atacado en Buenos Aires por un grupo de sujetos que previamente lo insultaron por su condición sexual.

Según consigna El Espectador, Castellari, quien es integrante del primer equipo latinoamericano de la disciplina que promueve la diversidad sexual (Ciervos Pampas Rugby Club), fue hospitalizado tras golpes en sus ojos y cabeza.

El hecho ocurrió en un local de comida en la capital federal y provocó que el deportista acudiera a la Federación Argentina LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) para denunciar a sus agresores.

Tanto él como su acompañante “recibieron golpes por parte de este grupo de violentos”, según indicó en un comunicado la federación, que agregó que el joven actualmente se encuentra hospitalizado en un centro sanitario por las lesiones recibidas.

“Desde la Federación Argentina LGBT ya estamos acompañándolos durante este terrible momento y haciendo todo lo que está a nuestro alcance para que la justicia dé una pronta respuesta y encuentre a los responsables”, dice la misiva de la entidad.

“Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura”: Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik

Mirada violeta:

“Entre otras cosas, escribo para que no suceda lo que temo; para que lo que me hiere no sea; para alejar al Malo (cf. Kafka). Se ha dicho que el poeta es el gran terapeuta. En este sentido, el quehacer poético implicaría exorcizar, conjurar y, además, reparar. Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura. Porque todos estamos heridos.” Alejandra Pizarnik

Alejandra, niña tímida, hija de padres polacos que llegaron a la Argentina huyendo del nazismo, llenaba sus momentos de ocio y diversión leyendo. Su madre para entrenerla a ella y a su hermana les daba unos centavos y las mandaba a comprar libros de los cuales ella se aferró como a una tabla de salvación hasta el final de su vida. Desde pequeña la palabra escrita se convirtió en su protectora e incondicional guarida. Inexplicablemente gozaba (y padecía) de una naturaleza anárquica, antisocial y apolítica desde su propia perspectiva. Ignorando que la forma en que ella rechazó todo los preceptos y dictados de la sociedad, más la materialización de su repudio en sus prácticas cotidianas y en su andar por la vida, implicaba una naturaleza política que es reconocida por el feminismo: Lo personal es político.

Yo no sé de la infancia más que un miedo luminoso que me arrastra a mi otra orilla…

Alejandra Pizarnik.–Tiempo

Desde muy joven nunca encajó en ningún molde y no luchó para que fuera de otra manera. Su estética corpórea siempre la alejó a la feminidad dominante. De cabello corto, con ropa holgada y limpia de maquillaje y accesorios; transitaba para muchos como un ser andrógino. Rechazó el plan de vida que sus padres y familiares esperaban de su ser mujer, casarse, hijes… Alguna vez le preguntaron que porque no se había casado, a lo que ella respondió: “yo estoy casada con la poesía”.

Pizarnik huyó persistentemente del encasillamiento y las celdas que dan las etiquetas, como las brindadas por la heterosexualidad normativa. Siempre hubo rumores sobre su sexualidad, se conoció algunas relaciones que había tenido por igual con hombres y mujeres, y para muchos de sus conocidos podría haberse reconocido como bisexual. Bisexualidad que vivió con bastante naturalidad y dando poca o nula explicación.