Archive for the ‘Argentina’ Category

“Borges prefería la amistad al amor”

Manuel Mujica Lainez y Jorge Luis Borges, 1980 . Foto Revista Somos

Eduardo Müller escribe:

Borges prefería la amistad al amor. La amistad fue como un amor sin riesgos. Sin pasión. Sin desengaños. Durante muchos años su deleite era ir a cenar a lo de Adolfo Bioy Casares y entreverarse en ese deporte sin cuerpo que es el diálogo, el humor, el hablar de literatura.  Cuando se ocupó del amor en su obra, brotó el retorno de lo inhibido. La nostalgia de lo no vivido. La desdicha no dicha. El dolor no dolido. El duelo de lo que no fue.

Es el amor. Debo ocultarme o huir. Así empieza Borges un poema denominado con temerosa precisión: “El amenazado”. Comienza con el reconocimiento de un enemigo acechando en el horizonte. Es el amor, como quien dice “son los bárbaros”. Vienen por mí, estoy en peligro. Sólo queda esconderme o escaparme.

Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. Como si una cárcel no fuera suficiente, se le agrega el crecimiento monstruoso de sus muros. Parece una pesadilla, pero no lo es. Es el amor.

Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. La cárcel ya no es sólo espacial, abarca al tiempo. El amor mide el tiempo, lo comanda, lo confina, lo contrae o lo expande. El amor es definido como una bomba de tiempo.

“…ser futbolista gay, esa combinación prohibida en la Argentina”

Cristian Pare, capitán y goleador de la SAFG

Loana Viera escribe:

Cristian es capitán y goleador de la SAFG, un equipo argentino de fútbol que viene de consagrarse campeón del mundo en un torneo disputado en Miami por tercera vez en 10 años. Es, además, un tipo como cualquier otro: tiene su trabajo de enfermero, su pareja y una vida agitada que por estos días, ante el interés de los medios por conocer su historia, debe organizar mucho más detenidamente para cumplir con los requerimientos. Hasta aquí, todo bien, nada demasiado llamativo. Cristian es homosexual e integra el seleccionado argentino de fútbol gay (SAFG). Y ahora: ¿todo bien?

No. En Argentina no hay un lugar natural para la homosexualidad, mucho menos en el fútbol. En rigor de la verdad, esta variación de la sexualidad, como lo es la heterosexualidad o la bisexualidad, existen en todos los niveles del deporte pero no su aceptación. De hecho no hay un solo caso de un futbolista argentino en actividad abiertamente declarado gay pero no porque no los haya sino porque en el fútbol argentino está prohibido serlo. ¿Por qué? Simplemente porque pese a los esfuerzos de un país que presume de su modernidad, tiene en su inconsciente colectivo un concepto de la vida arcaico y, fundamentalmente, segregacionista.

“…el carácter celoso y posesivo que manifiesta el deseo del varón”: Luciano Lutereau

Luciano Lutereau entrevistado por Yamila Musa:

¿Cuáles son los cimientos que sustentan los estereotipos del género masculino?

El estereotipo de lo masculino se piensa justamente a través de esto que decía de la relación de la puesta a prueba de la potencia. En última instancia implica, por un lado, el heroísmo como cierto componente idealizado en relación a lo amoroso. Esto arma de alguna manera la idea de lo masculino como algo que requiere siempre un cierto tipo de trabajo, esfuerzo, competencia.

Fundamentalmente habría dos elementos en este estereotipo. Por un lado la competencia, ser hombre implica haber atravesado la competencia con otros hombres, a donde no salir de alguna manera victorioso en esa competencia lo feminiza. Es algo que se ve entre los jóvenes cuando sobretodo se plantean proezas del estilo: “a que no te animas a hacer tal cosa”. La prueba como tal no tiene mucho valor sino que lo que se juega ahí es la masculinidad, el atreverse a hacerlo. Hoy en día los jóvenes hacen cualquier tontería y a veces el riesgo adolescente tiene que ver con eso, con una forma de atravesar esa competencia.

Por otro lado, en lo amoroso, con el carácter celoso y posesivo que manifiesta el deseo del varón, la consolidación de su masculinidad implica atravesar un deseo posesivo con respecto al otro. Son dos ideas que Freud siempre indicó como propias del análisis de un varón. Un varón atraviesa un psicoanálisis en la medida en que logra desposeerse de ese deseo posesivo, deja de ser alguien que ama solamente desde un punto de vista celoso.

…“Borges no le hizo falta el Nobel, al Nobel le hizo falta Borges”

Segun Garuyo en “10 cosas que se quisieran borrar de la historia del Nobel”:

Unas de las más grandes injusticias es la que se cometió en contra del poeta argentino Jorge Luis Borges, quien fue nominado durante prácticamente toda la década de los 70 pero jamás se lo otorgaron. Incluso, la ocasión que más cerca estuvo fue en 1977 pero el comité decidió no premiarlo porque había asistido a Chile a recibir un reconocimiento de manos del dictador Augusto Pinochet. Hay quienes afirman que a “Borges no le hizo falta el Nobel, al Nobel le hizo falta Borges”.

El fervor de los argentinos por el psicoanálisis, por Isidoro Vegh

Isidoro Vegh

Isidoro Vegh nos explica que es positivo que el psicoanálisis tenga tantos adeptos en Argentina. 
Isidoro Vegh es psicoanalista y docente y ejerce en Buenos Aires. Miembro fundador de la Escuela Freudiana de Buenos Aires , director durante varios años de la revista Cuadernos Sigmund Freud.