Cómo poner fin a la guerra entre hombres y mujeres

Luce Irigaray, lingüista y psicoanalista belga, viene siendo una piedrita en el zapato para el mianstream planetario.

Este logos falo céntrico sigue funcionando como un sistema de valores simbólicos, psicológicos y antropológicos universales. Hay un gobierno masculino que está lejos de cambiar, pero, ¿qué pasaría si se instaurase un matriarcado? No es de hecho la idea de Irigaray, aunque este libro trate de establecer un genio femenino oculto y olvidado durante toda la historia de la humanidad.

Hablemos claro, el problema más urgente es “cómo vamos a afrontar el futuro”. Desde dónde estamos pensando ese futuro y con qué instrumentos, en ese sentido, la crítica de Irigaray busca “descolonizar” el conocimiento dominado hasta ahora por hombres que han excluido desde siempre a la mujer.

Desde los griegos el pensamiento-logos ha sido inventado por hombres, negando a su otra parte un rol protagónico, transformándola en una adversaria, una extranjera, un objeto oscuro de deseo (una divisa de intercambio y no de conocimiento), que es y será sin duda una de las razones de las continuas guerras por hacerse del poder.

Una manera de proteger esta supremacía y seguir adueñándose de la subjetividad femenina se da a través del ejercicio de la violencia.

Advertisements

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: