“…muchas mujeres, al quedar embarazadas, modifican su actitud hacia el varón”

embarazo_1

Luciano Lutereau escribe:

Es parte del saber popular afirmar que muchas mujeres, al quedar embarazadas, modifican su actitud hacia el varón. En particular, es un dicho “de abuela” atribuir a la embarazada querellante una suerte de diagnóstico: hace algunos años un personaje de Antonio Gasalla (quien, con Manuel Puig y Fernando Peña, ha sido uno de los mejores conocedores del alma femenina a través de su arte) lo decía de manera prístina: “Si se pone peleadora, es porque espera un varón”.

Por cierto, Freud mismo consideraba que la relación entre la madre y el niño varón era especial. En efecto, en más de una ocasión sostiene que se trata de la única relación que no contiene componentes agresivos. Curiosamente, Freud escribe esta idea en unas conferencias del año ’30, poco tiempo después de la muerte de su madre… a cuyo entierro no asistió. Seguramente, antes que una idea clínica, se trate de un síntoma melancólico en el fundador del psicoanálisis.

No obstante, ¿hay alguna idea para recuperar de este saber popular? Desde el punto de vista del sentido común, incluso desde el sentido común psicoanalítico, podría decirse que la mujer preñada encarna una “completitud” que la hace prescindir de la dependencia del hombre. Sin embargo, esta concepción es vulgar ya que en muchos casos se demuestra perfectamente lo contrario: la mujer que “pelea” al hombre lo hace con el afán de corroborar hasta qué punto éste habrá de permanecer a su lado. Dicho de otro modo, a partir del embarazo en muchas ocasiones el varón es puesto a prueba de manera sistemática por una mujer que siente que ya no causa su deseo. Para muchas mujeres es la ocasión de una recaída en celos neuróticos y un intenso sufrimiento que, a veces, las desconecta respecto del embarazo.

Sin embargo, más allá de esta coyuntura accidental, hay un aspecto estructural que cabe considerar: se trata de la reedición que se pone en juego, para una mujer, con el embarazo; me refiero a la posición culposa que se reedita en esta circunstancia.

Ninguna mujer tiene un hijo desde una posición materna, por lo tanto sólo puede quedar embarazada como hija. El carácter culposo de este hecho lo manifiestan las jóvenes cuando enuncian que sus madres las pueden “matar” si quedan embarazadas. Ese temor proyectivo es el reverso de la culpa por ocupar el lugar de la madre respecto del sexo. En el inconsciente, donde no hay representación del ser femenino, el embarazo es vivido de manera incestuosa, por lo tanto la culpa es una defensa indefectible, que encuentra en el varón un destinatario privilegiado.

Muchos de los reproches de las embarazadas a sus maridos podrían explicarse de acuerdo con esta coordenada. Debajo de los reproches acerca del tiempo que dedican a los asuntos de la casa, de la indiferencia en que las dejan en ese momento tan especial, etc., bajo esa demanda que parece imposible de colmar, se encuentra una acusación inconsciente respecto del embarazo, que podría parafrasearse en los términos siguientes: “No es mi culpa, es tu culpa porque me embarazaste”. Y, por cierto, ese desplazamiento autoriza a los más diversos reclamos y pedidos. En última instancia, muchos de los llamados “antojos” podrían elucidarse a través de esta posición culposa.

Por esta vía, antes que a una cuestión hormonal (y, sin duda, las hormonas prestan su auxilio a este momento de la vida) es preciso atender a la estructura inconsciente del embarazo en la mujer. No son sólo las hormonas, ¡es también el inconsciente!

Luciano Lutereau es Doctor en Filosofía y magíster en Psicoanálisis por la UBA, donde trabaja como docente e investigador. Autor de varios libros, entre ellos: “Celos y envidia. Dos pasiones del ser hablante” y “La verdad del amo”.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: