Jorge Luis Borges en el barrio judío

borges4

Luis Alemany escribe:

“El origen está en los años de Borges en el Liceo Calvino de Ginebra, entre 1914 y 1918. Allí, él era un extranjero y, como tal, fue a juntarse con dos muchachos judíos, dos condiscípulos”, explica Barnatán. “Se llamaban Simon Jichlinski y Mauricio Abramowitz, eran polacos y mantuvieron una relación muy larga, hasta el final de sus vidas. Cada vez que Borges iba a Ginebra, visitaba a Jichlinski”. Con ellos, Borges supo de Rimbaud, del expresionismo alemán y, por primera vez, descubrió la cultura hebrea.

“Ginebra es el origen remoto del interés de Borges por el judaísmo”, explica Barnatán. Remoto, porque su verdadera fundación llegó un poco más tarde, en España, durante los años que el bonaerense pasó al abrigo de Rafael Cansinos Assens. El sevillano, recordemos, había tenido una educación cristiana y una madre devotísima, pero, en la edad adulta, indagó en el origen criptojudío de su familia paterna. En vez de esconder esa herencia, Cansinos la subrayó y la hizo pública, hasta el punto de convertirse. Borges, el discípulo que no pudo encontrar un abuelo sefardí, entró de su mano en el misterio de la literatura israelita.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: