Por qué los argentinos no usan sunga, ni cuando van a Brasil

Amplitud y holgadez es lo que prefieren algunos argentinos a la hora de elegir su traje de baño.Foto:Maximiliano Amena

Amplitud y holgadez es lo que prefieren algunos argentinos a la hora de elegir su traje de baño.Foto:Maximiliano Amena

MORRO DE SAN PABLO.- Antes de cerrar el bolso, se la probó. Se miró al espejo. De frente y de perfil. Improvisó una pose de forzudo. Trabó los pectorales. Y después desistió. Tampoco este verano la usaría. De todas maneras, la metió en el bolso por las dudas. Cuando llegó a esta playa paradisíaca de Brasil, junto con su grupo de cinco amigos, supo que no. Que no se animaría a ponérsela. Los cuerpos esculturales de los bahianos tenían todo para pasearla con orgullo. Pero él. mejor se limitaba a ponerse un short de baño a media pierna, bien hippster. Eso era lo que usaban todos los argentinos para ir a la playa. Y él no podía ser la excepción.

Así resume Gaspar Enriquez, 23 años, estudiante de arquitectura, la razón por la cual los argentinos que pasan sus vacaciones en Brasil no se animan a la sunga, ni siquiera en la tierra de la sunga. “Para no pasar vergüenza”.

“Mentira que la traje. Vos te pensás que tengo una sunga”, contesta Lisandro Trompini, de 22 años, estudiante de Ingeniería Industrial, cuando se les pregunta a él y a sus 11 amigos de La Plata la pregunta del millón: ¿Por qué los argentinos no usan sunga? Entonces los demás, como en parte de una chanza entre hombres lo señalaron como el posible portador de sunga del grupo.

“Los argentinos no usamos sunga porque tenemos sentido del ridículo”, apunta Federico Manzullo, de 22 años, que estudia profesorado del educación física. Sus amigos asienten. Son compañeros desde hace años, juegan al rugby juntos en el club San Luis de La Plata. Y la cofradía señala que ese no es un grupo de hombres en sungas. Algunos apuntan a la necesidad de depilarse para ponerse una. Otros, argumentan que se sentirían muy expuestos a las miradas de los otros, con todas sus proezas y sus falencias a la vista de todos. También aparece el argumento de que los brasileños y sobre todo los bahianos tienen un cuerpo al que naturalmente la sunga les hace justicia. En cambio, los argentinos prefieren la amplitud y la holgadez a la hora de pasear sus torsos desnudos por la playa.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: