Triana Peña, la familia narco colombiana que operaba en Argentina

Buscado. Willians Triana Peña (33).

Buscado. Willians Triana Peña (33).

Entre el otoño de 1970 y el verano de 1985, Gabriel Triana y María Peña tuvieron seis hijos en su Colombia natal. El primero en llegar fue Nelson. Le siguieron Fabio, María Elsa, Erman, Willians y Yoana. Con el paso de las décadas, los Triana Peña comenzaron a fortalecerse en el mundo del narcotráfico, dentro del esquema de poder del cartel del Norte del Valle, herederos a su vez del mítico cartel de Cali.

Hoy sus nombres llenan informes de inteligencia en la Argentina, donde comenzaron a operar hace cinco años. Recalaron en exclusivos barrios del norte del Conurbano, entre ellos algunos del complejo Nordelta, como Los Sauces, Las Glorietas o El Golf.

Pero antes de hacer pie en Argentina (donde nunca terminaron de instalarse definitivamente pese a tramitar su DNI como extranjeros) los Triana Peña ya se habían hecho algo famosos en el resto del continente. En junio de 2003, Erman (37) cayó preso en Colombia acusado de pertenecer a una red internacional que enviaba cocaína por correo. En diciembre de 2005, María Elsa (42) fue una de las detenidas de un megaoperativo realizado en República Dominicana, donde secuestraron un cargamento récord de 39 kilos de heroína que tenía como destino Estados Unidos.

En 2008, Willians (33) fue investigado por las autoridades antilavado colombianas porque sospechosamente aparecía en la base de datos de juegos de azar como ganador en marzo y mayo de ese año de dos fracciones del premio mayor de la Lotería de Santander, una maniobra muchas veces utilizadas para blanquear dinero.

Además, los nombres de Erman, Fabio, Willians y María Elsa figuran ligados a la empresa colombiana Construimos del Huila S.A. En 2009, la firma, con sede en Bogotá, quedó en el medio de un escándalo de corrupción por supuesto lavado de dinero narco.

En Argentina, según la Justicia Federal de Capital, al menos dos de los integrantes del clan –Erman y Willians– instalaron su red proveyendo cocaína boliviana a distintas organizaciones menores. Puntualmente, están imputados, al igual que sus segundas y terceras líneas, de estar detrás del cargamento de cocaína impregnada en arroz secuestrado el 17 de septiembre en un depósito fiscal de Rosario.

El apellido Triana Peña surgió en el expediente del juez federal Sergio Torres a fines del 2014, debido a un curioso episodio que comenzó a ser comentado entre los sospechosos, cuyos teléfonos estaban intervenidos: la desaparición de un cargamento de cocaína que estaba guardado en un depósito de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría. Las segundas líneas debieron dar explicaciones porque los acusaban de un “autorobo”. Fue entonces que apareció en escena Willians, quien tuvo reuniones con sus subordinados en Paraguay y en Misiones para aclarar el tema.

Paralelamente a la acusación por narcotráfico, los Triana Peña también están siendo investigados por el homicidio del colombiano Carlos Gutiérrez Camacho, cometido en marzo del 2014 y por lavar millones de dólares a través de sociedades fantasmas.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: