“Dalí sentía un profundo interés por el psicoanálisis y la psicología”

El sueño (1937) Salvador Dalí

El sueño (1937) Salvador Dalí

Maite Redondo escribe:

“SURREALISMO A finales de los años veinte, Dalí se marchó a París y se integró en el grupo de pintores y escritores surrealistas. De este período datan algunas de las obras que le convierten en uno de los máximos representantes del surrealismo. El mismo artista llegó a decir en muchas ocasiones: “¡El Surrealismo soy yo!”.

Dalí sentía un profundo interés por el psicoanálisis y la psicología. Su producción siguió un método que él mismo inventó: “La actividad paranoica-crítica es un método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetividad crítica y sistemática de las asociaciones e interpretaciones de fenómenos delirantes”. Fue un periodo de gran excitación mental provocada por escenas creadas por su imaginación, que se confundías entre la realidad y el constante revivir de las fantasías infantiles.

Dalí refleja en sus grabados sus visiones oníricas, imágenes y fragmentos que albergaba en su cerebro. El artista estallaba en constantes crisis de risas causadas por las imágenes que le venían a la mente.

En sus grabados y litografías aparecen los símbolos que le acompañaron toda su trayectoria: los elefantes de las patas de araña, el huevo, que representa la vida; sus cajones secretos que sólo el psicoanálisis puede abrir; sus dientes, que según Freud eran un símbolo sexual; sus relojes blandos y derretidos, que reflejan el paso del tiempo; sus hormigas, que transmiten represión; sus famosas langostas, que reflejan el miedo del pintor, sobre todo, a los temas sexuales…

Aunque la mayor parte del surrealismo se había adscrito a ideas políticas de izquierda, Dalí mantenía una posición que se juzgaba ambigua en la cuestión de las relaciones entre arte y activismo político. Los líderes del movimiento, principalmente André Breton, lo acusaron de defender a Hitler. Este y otros factores le hicieron perder su prestigio entre sus camaradas artistas, y a finales de 1934 Dalí fue sometido a un juicio surrealista del cual resultó su expulsión del movimiento.”

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: