Pueyrredón 106 y la velada con Jorge Luis Borges

La poetisa María Esther Vázquez, Ricardo Dorré, José J. Botelli, Jorge Luis Borges y Pajarito Velarde.

La poetisa María Esther Vázquez, Ricardo Dorré, José J. Botelli, Jorge Luis Borges y Pajarito Velarde.

Quizá alguien se acuerde de esta visita que el poeta y escritor Jorge Luis Borges hizo a Salta. Llegó acompañado por María Esther Vázquez, escritora y poetisa argentina con la que compartía tareas literarias en la Biblioteca Nacional.
Arribaron el 27 de mayo de 1964 por un pedido especial -así lo cuenta Borges- del entonces Director General de Cultura de la Nación, el salteño y ensayista José Edmundo Clemente. Por ende, la visita contó con el auspicio de la Dirección General de Cultura de la Nación.
Hacía poco que Borges había regresado al país luego de permanecer casi dos años en EEUU. Allí había dado charlas y conferencias sobre José Hernádez y Leopoldo Lugones, en la Universidad de Austin, Texas. Y fue justamente sobre este tema que Borges vino a dar una conferencia en Salta.
Actividades
Borges y Velázquez llegaron por la mañana y se alojaron en el Hotel Salta. Por la tarde visitaron El Tribuno, donde fueron recibidos por el director Roberto Romero. Luego Borges concedió un reportaje (lo hizo Mario Ghbara), y convino asistir a un ágape que el diario les ofrecería al día siguiente a los dos escritores en la casa de “Pajarito” Velarde.

En la velada estuvieron junto a Borges y María Esther Velázquez, el poeta Raúl Aráoz Anzoátegui, directivos de Sonovisión Canal 3, Ricardo Dorré, de El Tribuno; el dueño de casa, “Pajarito” Velarde, y José Juan Botelli, quien al piano, interpretó añejas milongas que, una a una, Borges las historió. La reunión se prolongó hasta la medianoche y no escasearon las empanadas al horno y el vino salteño.
Al final, una sorpresa más para los huéspedes: un cochero apalabrado por “Pajarito” los trasladó hasta el Hotel Salta, luego de recorrer calle España y rodear la plaza 9 de Julio. Quizá haya sido esta la última vez en su vida que Borges subió en un coche de plaza o “victoria”, como se los llamaba.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: