“…el ‘hambre emocional’ –o la necesidad de consumir alimentos guiados por las emociones– afecta sobre todo a las mujeres…”

hambre-emocional-controla-tu-mente3 (1)

Rosalia Draletti escribe:

Según el informe –que incluyó a 481 personas de distintas edades y contexturas físicas–, aquellas que manifiestan comer de más al estar tristes o enojadas presentan índices de masa corporal mayores a los que no lo hacen. También el tipo de alimentos a los que recurren varía según el género: mientras los varones prefieren los alimentos salados, las mujeres se inclinan por lo dulce.

Sin solución. Desde la psicología, la relación que se tuvo con la comida desde la infancia puede ser clave para entender el comportamiento al llegar a la adultez. “La alimentación es el primer contacto afectivo que tiene el ser humano desde la lactancia. Si cuando un bebé llora, lo único en que se piensa es que tiene hambre y se lo alimenta, es posible que esa persona cada vez que tenga una situación emocional complicada, crea que tenga hambre y la canalice con comida”, sostiene María Teresa Calabrese, psiquiatra y psicóloga de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: