Para Freud el ser humano era “desagradable”

1two-faced-book

En 1930, el mismo Viereck entrevistó a Sigmund Freud, a quien definió como el “gran explorador de las profundidades del alma”:

Nuestra conversación tuvo lugar en la residencia de verano de Freud en Semmering. Tenía el rostro contraído como si estuviera sufriendo. Lo habían operado de un tumor maligno en la mandíbula superior y tenía implantada una prótesis mecánica. Me dijo que detestaba esa mandíbula mecánica, pero prefería la subsistencia a la extinción.
Hablan mucho sobre la muerte –ese “gusano triunfador”, y Freud parece desearla:
—¿No significa nada para usted que su nombre lo sobreviva?
—Todo lo que vive muere. ¿Por qué habría de sobrevivir yo?
—¿No le gustaría regresar de alguna otra forma?
—Sinceramente, no. Cuando uno percibe el egoísmo que subyace en la conducta humana, no tiene el menor deseo de renacer. Me satisface que la molestia de vivir llegue finalmente a su término.
Freud habla luego de los aspectos más “desagradables” del ser humano: “su falsedad, su cobardía, su falta de respeto”, y dice que son más “satisfactorias” las “sencillas e intensas emociones de un perro”. Pero al finalizar la entrevista hace algo típico: el entrevistado que se arrepiente de algo que dijo procura influir en la presentación que el periodista hará a los lectores. Estrechándole la mano, Freud le pide a Viereck: “No me haga parecer un pesimista”.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: